MENUMENU

Un Mensaje Importante del Arzobispo Lori

Wednesday, May 17, 2017

Queridos Amigos en Cristo,

Les escribo para dirigir su atención hacia la serie documental que se estrenará en Netflix el 19 de Mayo y que trata acerca del asesinato sin resolver en 1969 de la Hermana Catherine Cesnik, religiosa y ex-profesora de la secundaria Archbishop Keough de la Arquidiócesis de Baltimore. Se espera que la serie se enfoque también en la pregunta de que si el asesinato de la Hermana Cesnik está relacionado con Joseph Maskell, un sacerdote de la Arquidiócesis que fue acusado de abusar sexualmente de numerosas estudiantes mientras se desempeñaba como capellán en la secundaria Archbishop Keough. Algunas personas creen que la Hermana Cesnik podría haber sido asesinada porque sabía del abuso y lo iba a reportar a las autoridades. Les escribo en este día para ofrecerles datos e información adicional que podría o no ser incluída en el documental.

Para empezar, es importante recordar que la prevención del abuso sexual a niños y el alcance pastoral hacia los afectados son los pilares de la política de acción de la Arquidiócesis. Alentamos a todas las personas que tengan información sobre casos de abuso sexual infantil a contactar a las autoridades apropiadas.

La Arquidiócesis se compromete a promover la sanación de sobrevivientes de abuso sexual. Como medida pastoral, la Iglesia ha provisto de consejería y asistencia financiera directa a las víctimas del abuso de Maskell. Adicionalmente, la Arquidiócesis ha ofrecido reuniones en persona y disculpas a todo sobreviviente que se ha presentado y continúa en comunicación con ellos para discutir formas de promover su sanación y entender los efectos del abuso. El abuso al que fueron sometidos fue terriblemente trágico y la Arquidiócesis se mantiene profundamente entristecida y apenada de que un representante de la Iglesia haya perpetrado estos crímenes en contra de niñas. La Arquidiócesis también se ha contactado con la familia de la Hermana Cathy para ofrecerle apoyo.

Los trágicos eventos discutidos en esta serie documental han sido objeto tanto de declaraciones arquidiocesanas como de noticias locales y nacionales. La página web de la Arquidiócesis contiene vínculos hacia algunos artículos y declaraciones previas que datan de 1969 y que proveen más detalles sobre estos eventos. La serie en Netflix es la última en tratarlos.

La Arquidiócesis supo por primera vez de una denuncia de abuso por parte de Maskell en 1992, más de 20 años después de suscitado el abuso. En ese momento, el sobreviviente adulto y su abogado fueron alentados a reportar el asunto a las autoridades civiles y Maskell fue removido del sacerdocio y referido para evaluación y tratamiento. Él negó la acusación, pasó meses de evaluación y tratamiento y fue devuelto al sacerdocio en 1993 después de que la Arquidiócesis no pudo corroborar la denuncia de abuso sexual a partir de su propia investigación y conversaciones con abogados que representaban al individuo que inicialmente presentó esta denuncia.

Cuando subsecuentemente otros individuos se presentaron para acusar a Maskell en 1994, se le prohibió permanentemente el sacerdocio público. La Arquidiócesis elaboró informes adicionales y ha cooperado con las autoridades después de aquel tiempo. Además, la Arquidiócesis celebró una reunión pública en la parroquia de San Agustín en Elkridge, donde Maskell estaba sirviendo al momento de su retiro del sacerdocio, con la asistencia de más de 100 personas, el hecho fue cubierto por los medios de comunicación, en relación con las acusaciones contra Maskell. Las denuncias se volvieron a hacer públicas, junto con sus asignaciones, durante la revelación de la Arquidiócesis de 2002 de todos los clérigos conocidos que habrían sido creíblemente acusados ​​de abuso sexual de un niño. Maskell murió en 2001. La Junta de la Archidiócesis de Revisión Independiente de Abuso Infantil, ahora presidida por el juez Joseph Murphy (retirado), reiteradamente ha examinado las respuestas de la Archidiócesis a las alegaciones relativas a Maskell desde que la denuncia inicial fue realizada.

En cuanto al trágico asesinato de la hermana Cathy, la Arquidiócesis ofreció una recompensa en 1994 a cualquier persona con información que condujera a la condena de su asesino. La primera sugerencia a la Arquidiócesis de Baltimore fue que Maskell podría haber estado involucrado en la muerte de la Hermana Cathy y ésta se realizó en 1994. Tanto la policía como los medios de comunicación entrevistaron a Maskell en 1994 con respecto a la muerte de la monja y las denuncias de abuso sexual. La Arquidiócesis no tiene registros de que la Hermana Cathy se haya puesto en contacto con la Arquidiócesis respecto a Maskell. No se presentaron cargos criminales en relación con la muerte de la Hermana Cathy o las acusaciones de abuso.

Ruego que ésta información sea útil para usted. Información adicional, incluyendo un conjunto de preguntas frecuentes, está disponible aquí en la página web de la Arquidiócesis de Baltimore. El sitio web contiene políticas arquidiocesanas y otra información sobre los esfuerzos críticos e importantes de la Iglesia para proteger a los niños a través de la detección, capacitación, educación, reportes y cooperación con autoridades civiles, investigación, cero tolerancia, alcance pastoral y supervisión.

Por favor únase a mí en oración por aquellos quienes fueron impactados por los eventos discutidos en esta producción, por las víctimas de abusos sexuales y por nuestra Iglesia y sus esfuerzos por proteger a los niños y traer sanación y consuelo a los sobrevivientes.

Sincerely,

Reverendo William E. Lori
Arzobispo de Baltimore