La Arquidiócesis aconseja a todas las parroquias que cierren iglesias hasta nuevo aviso

Para publicación inmediata
Martes 31 de marzo de 2020

Siguiendo la Orden Ejecutiva de hoy del Gobernador de Maryland Larry Hogan, el Arzobispo William E. Lori ordenó que se cerraran todas las iglesias parroquiales hasta nuevo aviso. La instrucción llega pocos días antes de que la Iglesia Católica celebre los días más santos en el año de la Iglesia, la Semana Santa y la Pascua, marcando la muerte y resurrección de Jesucristo.

El cierre significa que las iglesias ya no estarán abiertas a la oración privada para no más de 10 personas a la vez, como fue el caso en las últimas semanas desde que el Arzobispo suspendió todas las Misas públicas para ayudar a prevenir la propagación del virus COVID-19. Además, el Arzobispo ha ordenado a los sacerdotes que no ofrezcan el Sacramento de la Reconciliación en las parroquias y que solo realicen los Sacramentos en los casos en que el individuo esté en peligro de muerte.

“Al igual que el gobernador Hogan, quiero tomar todas las precauciones y todos los pasos necesarios para garantizar la salud de las personas a las que servimos”, dijo el Arzobispo Lori. “Si bien ningún obispo quiere cerrar una iglesia a una persona que busca cercanía con Dios, rezo para que así evitemos más sufrimiento, más muerte y estemos más cerca del día en que podamos reabrir las puertas de nuestra iglesia a las personas que tan profundamente amamos y extrañamos”.

Se han suspendido las misas fúnebres, y solo se llevan a cabo servicios junto a la tumba con no más de 10 personas presentes, incluido el sacerdote que realiza el Rito de la comisión (sepultura/entierro).

Todas las parroquias arquidiocesanas reciben apoyo para poner a disposición misas en línea, oración en el hogar y recursos especiales de la Semana Santa para los feligreses. Se puede encontrar información adicional en www.archbalt.org/coronavirus.

English

Archdiocese of Baltimore

Archdiocese of Baltimore