UN MENSAJE DEL GRUPO DE LÍDERES ECUMÉNICO