Baltimore despide al Obispo Brennan

El obispo auxiliar Mark Brennan bendice a la congregación con agua bendita durante su misa de despedida el 11 de agosto en el Sagrado Corazón de Jesús en Highlandtown. (Kevin J. Parks /CR Staff)

Aproximadamente 300 personas, en su mayoría inmigrantes hispanos, expresaron su amor y gratitud por el ministerio del obispo auxiliar de Baltimore Mark E. Brennan durante una misa bilingüe de despedida el 11 de agosto en la Iglesia Sacred Heart of Jesus-Sagrado Corazón de Jesús en Highlandtown.

Monseñor Brennan, quien será instalado como el noveno obispo de la Diócesis de Wheeling-Charleston, W.Va. el 22 de agosto, ha servido en Baltimore desde el 2017. Anteriormente ministraba como sacerdote en la Arquidiócesis de Washington.

En su homilía, el obispo Brennan instó a los miembros de la congregación a permanecer unidos unos a otros en la fe y el amor, y a buscar el sustento espiritual que se encuentra en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía.

El obispo animó a los que nacieron y se criaron en los Estados Unidos a hacerse amigos de los inmigrantes y a caminar con ellos, señalando que enriquecería la vida de ambos grupos. También animó a los inmigrantes a hacerse amigos de los nacidos en este país para su “beneficio mutuo”.

“Nunca olviden que esta es su iglesia”, dijo el obispo Brennan a los inmigrantes. “No son invitados en la iglesia de otra persona.  Ustedes son católicos. Ustedes pertenecen aquí. Usted tiene derecho a ser tratados como tal y a participar en la vida parroquial, en nuestras escuelas católicas y otros ministerios y a contribuir a su bienestar”.

El obispo Brennan instó a los nuevos inmigrantes a ignorar los insultos que les lanzan “gente ignorante”.

“Incluso en un país donde algunos te tratan mal”, dijo, “te comportas bien y, por tu trabajo y energía, mejoras las vidas de todos los que viven en este país.  Sigue trabajando, estudiando, jugando fútbol, teniendo fiestas y participando en la vida de tu Iglesia. A los ojos de Dios, ustedes son un tesoro, por quienes el Hijo de Dios ofreció su vida en la cruz y resucitó de entre los muertos.”

Durante la misa de despedida, el arzobispo de Baltimore William E. Lori, quien ha servido como administrador apostólico de la Diócesis de Wheeling-Charleston desde septiembre del 2018, destacó las contribuciones del obispo Brennan en la Arquidiócesis de Baltimore, incluyendo la ayuda del obispo en la expansión de los ministerios hispanos.

“El Señor da y el Señor quita”, bromeó el arzobispo Lori. “En su vida y ministerio (el obispo Brennan) mostró un gran amor por Baltimore, incluyendo, debo decir, los Orioles”.

El obispo auxiliar de Baltimore, Mark E. Brennan, recibe felicitaciones y buenos deseos en una recepción después de una misa de acción de gracias del 8 de agosto en la parroquia Sacred Heart of Jesus-Sagrado Corazón de Jesús en Highlandtown. El obispo Brennan será instalado como el noveno obispo de la Diócesis de Wheeling-Charleston, W.Va., a finales de este mes. (Kevin J. Parks/CR Staff)

La Diócesis de Wheeling-Charleston está a punto de tener un “maravilloso”, “maravilloso” nuevo obispo, dijo el arzobispo Lori, llamando al obispo Brennan “un verdadero pastor de almas, un sacerdote y obispo que traerá sanación, esperanza y reconciliación a una diócesis que ha sufrido en gran medida.

Monseñor Brennan sucede al obispo Michael J. Bransfield, quien dimitió en septiembre del 2018 en medio de acusaciones de acoso sexual y malversación financiera. El arzobispo Lori encabezó una investigación de esas acusaciones, enviando un informe preliminar al Vaticano.

Como resultado de esa investigación, la Nunciatura Apostólica en los Estados Unidos envió un comunicado a la Diócesis de Wheeling-Charleston que fue publicado el 19 de julio en el sitio web de la diócesis señalando que basado en las conclusiones de la investigación sobre el obispo Bransfield, el papa Francisco prohibió al obispo Bransfield vivir en la Diócesis de Wheeling-Charleston y le prohibió presidir o participar en cualquier celebración pública de la liturgia en todo lugar.

El comunicado también dijo que el obispo Bransfield estaría obligado a “hacer reparaciones personales por algunos de los daños que causó; la naturaleza y el alcance de las enmiendas se decidirán en consulta con el futuro obispo de Wheeling-Charleston.”

En una recepción después de la misa de despedida del obispo Brennan, muchos le agradecieron en persona por su ministerio en Baltimore.

Las palabras y el trabajo del obispo Brennan para la comunidad hispana conmovieron a muchos, incluyendo a Irlanda, quien prefirió no compartir su apellido.

Feligreses participan en una misa de despedida del obispo auxiliar Mark Brennan en la parroquia Sacred Heart of Jesus-Sagrado Corazón de Jesús en Highlandtown. (Kevin J. Parks/CR Staff)

“Muchos indocumentados se han beneficiado de recibir tarjetas de identificación como miembros de la parroquia”, dijo en español a Catholic Review. “Quería agradecer al obispo Brennan y al arzobispo Lori por su apoyo”.

Alma Martínez recordó haber viajado con el obispo Brennan al V Encuentro.

“Nos hizo sentir el acompañamiento que se mostró en la reunión”, dijo. “Nos enseñó a vivir el Evangelio y nos mostró que debemos imitar a Jesús en nuestras acciones con los demás. Lo extrañaremos, pero estamos felices de que vaya a otra diócesis”.

Karina Flores dijo que el obispo Brennan visitaba a menudo su parroquia, la Iglesia del Sagrado Corazón en Glyndon, donde hay una importante población de habla hispana. Llegó a conocer a personas en diferentes ministerios, incluyendo los del grupo de jóvenes donde ella es voluntaria.

“Es conmovedor estar aquí despidiéndose de él”, dijo. “También estamos agradecidos a Dios porque él ayudará a otros”.

La misa de despedida fue concelebrada por el obispo auxiliar Denis Madden; el Padre Redentorista Bruce Lewandowski, pastor de Sacred Heart of Jesus-Sagrado Corazón de Jesús; y el Padre Louis Bianco, sacerdote-secretario del arzobispo Lori.

 

Norma Montenegro Flynn

Norma Montenegro Flynn

Norma Montenegro Flynn, a freelance writer for the Catholic Review and a contributor to Catholic News Service, is a communications consultant. She has worked in Catholic communications for seven years and is a graduate of American University, where she pursued journalism studies. Norma lives in the Annapolis area with her family.

**

Norma Montenegro Flynn es una periodista independiente que contribuye artículos para Catholic Review y Catholic News Service. Ella ha trabajado en comunicaciones en el campo católico por varios años y estudió periodismo en la American University en Washington D.C.